• D. Arias

Una carta

Actualizado: feb 26

Querido padre:

Uno siempre lamenta la partida de los que se van. Hace más de dos años te fuiste, y viendo cómo están las cosas, pienso que es mejor que te hayas ido. Va a cumplirse un año desde que comenzó todo esto. Esta locura que al parecer nadie entiende. Lo que faltaba sucedió. Un nuevo virus apareció. Un nuevo virus que se estableció. Ahora vive entre nosotros, y nosotros a duras penas vivimos con él. No te sorprendas si ves por la calle gente con tapabocas. No es una nueva moda. Es lo que nos impusieron. La prenda que llegó para quedarse entre nosotros. ¿Qué nos dicen sobre el virus? Los de la OMS están perdidos. Todos los días salen con algo diferente. Los científicos parecen estarlo menos, pero tampoco se ponen de acuerdo. Y los gobiernos…de los gobiernos mejor ni hablemos (dicen que nos aislemos y nos distanciemos). ¿Los demás? Decimos cualquier cosa. En todo caso, donde sea que te encuentres, espero que estés muy bien, ojalá mejor que acá. Aprovechando la coyuntura, te dejo un beso y un abrazo, ya que eres de los pocos a los que aún puedo dar besos y abrazos sin mayor problema. Con cariño. Tu hijo.


12 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Gobernante

Ahora que ha sido elegido para ocupar ese cargo, el hombre tiene en su despacho varias opciones: una de ellas es acercarse a los otros y escucharlos. Otra es hacer oídos sordos a los reclamos y seguir

Hace unos años, en algún lugar

El sol, en una esquina, apenas se asoma, mientras el viento frío recorre las calles del poblado. La conjunción de dos planetas se hizo efectiva hace unos días. Solo unos pocos lo advirtieron. Tres mer