top of page
Buscar
  • Foto del escritorD. Arias

Diario inmigrante. Sac

Actualizado: 31 oct 2022

El otro día, en un supermercado, la cajera me pregunta antes de pagar: nananá nananá ¿sac? Yo la miro con cara de interrogante mientras trato de descifrar lo que me acaba de decir (en ese instante pasa de todo por mi cabeza). Como no entiendo nada, le pido que por favor me repita. La cajera vuelve a decir: nananá nananá ¿sac? Sigo sin entender nada, pero me da vergüenza pedirle que me repita otra vez, así que me aferro a la última sílaba (que es la única que comprendo) para ver si es posible desentrañar lo que me está diciendo: sac, o zac, ¿qué será sac? ¡Ah, ya! Debe ser SAQ, la Sociedad de Alcoholes de Quebec. O tal vez la SAAQ, la Sociedad Automotriz y no sé qué más de Quebec. ¿Me estará preguntando si tengo licencia? ¿O si pienso llevar licor? Pues no, no tengo licencia y no pienso llevar licor. Pero… ¿qué tienen que ver el licor de la SAQ o el permiso de conducir de la SAAQ con hacer compras en un supermercado? ¡Ah, no! Ya sé: me está preguntando si quiero hacer alguna donación a uno de esos organismos. Si es así, no me interesa. Pero bueno, y si no es eso, ¿qué más podría ser? Puede ser que me esté hablando de un “saco” (*jersey o buzo en otros países). Eso lo pensé antes, pero entre las cosas que llevo no hay ningún saco y tampoco necesito uno porque, aunque hace frío, con el que llevo puesto es suficiente. Total, le digo que no, y la cajera me da el cambio y me dice “bonne journée”, pero cuando voy a agarrar mis cosas, veo que no tengo bolsas para empacar. Entonces me dirijo de nuevo a la chica y le hago señal de que necesito una bolsa para empacar. La chica me vuelve a decir: ¿nananá nananá sac?…, pero como yo sigo sin entender, la chica me dice: so do you need a bag, yes or not? Bag…ah, sí, bag, ¡bolsa!, sí, claro…oui…yes, necesito una bolsa, un “bag”, un “sac” (pensaba que bolsa se decía “bourse”, pero luego me entero de que “bourse” es beca y “sac” es bolsa). Entonces la chica me pasa una bolsa y atiende al siguiente cliente mientras yo, silencioso, me pongo a empacar. Muchas gracias, le digo cuando termino, y me voy por el camino riéndome de mis niveles de inglés y francés intermedios.

131 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Lima

31 de octubre de algunos años atrás. Unos amigos me invitan a pasar con ellos el Halloween. Me dicen que van a ir a un bar en el centro de la ciudad, cerca de la estación Peel. –Pero no tengo disfraz.

Los que han vivido en Bogotá y no tienen carro conocen bien lo que significa moverse en transporte público. Hace muchos años, en una reunión de amigos, pasamos horas hablando únicamente de nuestras hi

bottom of page